Pinterest RSS Feed Twitter
22 agosto 2017 by Maialen No Comments »

Cómo me maquillo para una entrevista de trabajo

como me maquillo entrevista

Tras las vacaciones de verano toca la vuelta a la rutina. Septiembre es mes de nuevas oportunidades y cambios, es la vuelta al cole e inicio de nuevas etapas. Con la llegada del nuevo curso, el mercado laboral se reactiva y comienzan las temidas entrevistas de trabajo. Nos las preparamos a conciencia pero siempre nos queda la duda de cómo maquillarnos o vestirnos para la ocasión. A la pregunta de cómo me maquillo para una entrevista laboral, contamos con la voz de los expertos.

Trucos de Teresa F. Quero para lucir un maquillaje impecable en una entrevista de trabajo

“Lo primero y más importante es sentirnos seguras de nosotras mismas. No disfrazarnos. Ni se te ocurra experimentar con un look de maquillaje que nunca has llevado. Por ejemplo, si no estás acostumbrada a hacerte el eyeliner, no lo pruebes para una entrevista laboral. No es momento de experimentar”, explica Teresa F. Quero, Directora de la Escuela de Maquillaje de Madrid, Asociación de Maquilladores.

La piel, mejor natural

No satures tu rostro de maquillaje, la idea es igualar al máximo la base con el color de la piel. “Recuerda que no hay nada peor que cambiar tu tono y subtono, tener un corte de color en la zona del cuello y orejas”, explica la directora de la Escuela y maquilladora profesional, Teresa F. Quero.

Si te apetece ir un poco bronceada, puedes utilizar un bronceador o “dorador” sobre el maquillaje. Pero ojo, solo en puntos muy precisos no como base de maquillaje. Este tono bronceado deberás darlo en la frente, en la parte central del tabique nasal, en la zona alta de las mejillas y un poco en la barbilla. Con esta técnica conseguiremos broncear de manera natural esa zona de la nariz que se nos quema un poco cuando vamos al campo en un día soleado. Por otro lado, la directora de Asociación Maquilladores Madrid advierte tener cuidado con las ojeras y las bolsas para no potenciarlas con el bronceador, siempre mejor hacerlo por debajo.

Cómo me maquillo los labios, el rojo está prohibido

No es el mejor momento para lucir tu mejor labial rojo. Es un tono muy elegante y femenino pero resérvatelo para otro tipo de ocasiones. Teresa F. Quero recomienda lucir un labial lo más natural posible.

Máscara de pestañas sí, pero… ¡Con mucho cuidado!

Se puede volver en tu contra si no la aplicas con precisión. Huye de los grumos que se forman en las pestañas con algunas máscaras. Si te ocurre, recuerda separarlas con un cepillo o goupillon para que el resultado quede lo más definido y pulido posible. Recuerda, haz este gesto cuando tus pestañas estén completamente secas.

Cejas, el arco de la mirada

Sabemos que las cejas gruesas y muy definidas están de moda, pero será mejor dejarlas para otro momento. “Dales forma con pinzas de depilar o el sistema que utilices habitualmente y perfílalas”, comenta la directora de Asociación Maquilladores de Madrid. Si tu ceja es oscura, apuesta por un lápiz o sombra marrón. Si tu ceja es clara, lo mejor será optar por un lápiz o sombra color mordoré o visón. Nunca utilices el negro.

Si tu ceja clarea, es decir, tiene poco pelo, puedes utilizar ambos colores de lápices. De esta manera, estarás imitando los pelitos. La superposición de ambos tonos nos creará un efecto 3D y nos dará sensación de mayor volumen de pelo.

Cómo me maquillo los ojos: Mirada natural, maquillaje suave

Si te gusta la sombra en los párpados, utiliza tonos neutros. En este caso, las sombras marrones en toda su gama pero no demasiado oscuras. Estas tonalidades son nuestras mejores aliadas. Intenta que siempre sean mates. “Dan una sensación de mayor limpieza en el maquillaje. Mi mejor apuesta siempre será un ligerísimo smokey eyes en marrón, línea de pestañas suave y máscara”, aconseja Teresa.

Iluminador, ni te acerques…

Brillar como una bombilla no puede entrar en tus planes cuando te estás preparando para una entrevista de trabajo. Recuerda, menos es más. Cómo me maquillo entonces sin brillo, te preguntarás. Apuesta por un colorete que tenga un pequeño toque satinado, pero que sea muy sutil.

Cabello arreglado

Un recogido o semi recogido siempre dan pulcritud a tu aspecto. Si estás acostumbrada a llevar el pelo suelto, recuerda despejar tu cara. “¡Cara despejada, nada que esconder!”, afirma la maquilladora y directora de Asociación Maquilladores de Madrid.

 

Leave a Reply