Pinterest RSS Feed Twitter
5 julio 2018 by Maialen No Comments »

Nueva fórmula (no invasiva) para eliminar tatuajes

Nicoleta Vlad consigue borrar tatuajes de cejas, labios y ojos con un método no invasivo y de forma natural. La tecnología y evolución en tratamientos del mundo de la belleza ha dado como resultado el surgimiento de nuevas técnicas para eliminar tatuajes de una manera eficiente. Menos costosos que el láser y nada invasiva.

La posibilidad de borrar tatuajes, en zonas sobre todo del rostro, con métodos naturales sin tener que utilizar el láser ahora es posible. Dependiendo de la profundidad del tattoo nos llevará entre una a cinco sesiones, así lo asegura la experta en cejas y directora del Salón Nikol Beauty en Coslada, Nicoleta Vlad.

Los tatuajes no deseados, ahora, pueden ser eliminados de una forma sencilla e indolora. La técnica nueva se llama: Phi-Removal. “Este nuevo tratamiento es similar al método que se utiliza para realizar un tratamiento de Microblanding”, comenta Nicoleta Vlad, experta en este nuevo proceso.

Eliminar tatuajes de manera no invasiva

La fórmula se basa en la extracción de la tinta, sacándola hacia afuera a través de la epidermis. Los tatuajes que se pueden trabajar con resultados eficaces con esta nueva técnica se encuentran, sobre todo, en cejas, ojos y labios. Aunque también se pueden trabajar pequeños tatuajes corporales de forma parcial o total. Dependiendo si solo se quiere modificar la forma.

Entre las ventajas de usar Phi-Removal se encuentran la rápida cicatrización, inexistencia de enrojecimiento posterior o estructuras atróficas y, sobre todo, la fácil eliminación del tatuaje. Comprobemos cómo funciona.

¿Cómo funciona Phi-Removal para eliminar tatuajes?

La herramienta para la eliminación de tatuajes es muy similar a la que se utiliza en los métodos de tatuaje, micropigmentación o microblanding.

El producto se implanta sobre el área que se desea eliminar y rápidamente se puede apreciar cómo va brotando el pigmento, el óxido de hierro, originalmente tatuado sobre la piel.

Durante los próximos días, unas 48 horas, se va formando sobre el área tratada una costra que contiene la tinta del tatuaje. A medida que la piel se vaya recuperando, más pigmentos se irán liberando.

Este proceso de sanación puede durar de 7 a 14 días, dependiendo de cada persona. Tras unos días la costra se cae llevando consigo el pigmento. Incluso a veces se forma una segunda costra que deja aún más limpia, sin nada de tinta, la zona tratada.

Debido a la delicadeza de las zonas es necesario que el cliente acuda a más de una sesión para dejar la zona limpia.

Después de los resultados de la primera sesión, el procedimiento puede llevarse a cabo cada 6 u 8 semanas dependiendo de la persona.

Recomendaciones después del tratamiento de Phi-Removal

Según Nicoleta Vlad es necesario seguir al pie de la letra los consejos del profesional para asegurar la efectividad de los resultados.

Phi-Removal es la técnica más segura para la eliminación de tatuajes permanentes y tatuajes corporales de baja calidad. Habitualmente los clientes suelen pedir la eliminación en estas zonas:

⦁ Tatuajes de ceja sin forma
⦁ Delineado disparejo o desigual
⦁ Delineado de labios disparejo o desigual
⦁ Pigmentos decolorados (rojo, gris, azul, verde, blanco o pigmento camuflaje)
⦁ PMU o tatuajes corporales de baja calidad
⦁ Migración de pigmento
⦁ Pigmento mal introducido
. Corregir o modificar la forma de la ceja

Dependiendo de la edad o la profundidad del tatuaje se necesitan entre 1 y 85 sesiones. Para los mejores resultados y para mantener la piel en las mejores condiciones, entre las sesiones se deja un descanso de 6 semanas. Se recomienda esperar 3 meses después de la última sesión de Phi-Removal para volver a realizar un nuevo tatuaje o técnica de microblanding.

 

 

Leave a Reply