El centro de estética burgalés Nuevo Concepto Estética propone distintos tratamientos faciales novedosos para cada edad y tipo de piel: disfrutarás de un cutis hidratado, rejuvenecido y luminoso en todo su esplendor. Para lucir una piel espectacular es necesario una puesta a punto con cuidados que revitalicen y preparen el cutis. Así, será más fácil enfrentarnos a agentes externos como el sol o el agua de mar, que van a debilitar nuestra piel durante el otoño.

Los tratamientos faciales dependerán del estado previo de la piel, del grado de fotoenvejecimiento y envejecimiento cronológico, y de la exposición a agentes externos que haya tenido durante el verano. Descubre los mejores resultados para cada piel en Nuevo Concepto Estética de Burgos.

ANTES DE LOS 30 AÑOS

Los tratamientos faciales van a ir encaminados fundamentalmente a la renovación de las células muertas y a la rehidratación cutánea.

El tratamiento más indicado es el peeling superficial, que ayuda a deshacernos de la primera barrera producida por el exceso de sol, las adversas condiciones medioambientales y una incorrecta higiene facial. Las sustancias químicas que podemos utilizar son diversas como ácido acetil salicílico, arginina, ácido glicólico o retinol, el cual aumenta el efecto exfoliante celular. Este peeling es muy eficaz y seguro y produce exfoliación suave y superficial de la piel. Su aplicación estimula la renovación de la piel, elimina las células muertas e impurezas y mejora la elasticidad de la piel.

Finalmente, se realiza una rehidratación cutánea con ácido hialurónico y vitaminas para aportar a la piel luminosidad, hidratación y tersura.

A PARTIR DE LOS 40 AÑOS

Empiezan a hacerse evidentes signos de fotoenvejecimiento y envejecimiento cronológico cutáneo, como pequeñas arrugas dinámicas, cambios pigmentarios o dilataciones vasculares.

El primer paso sería un tratamiento de rejuvenecimiento facial no ablativo con luz pulsada intensa para eliminar esas pequeñas pigmentaciones cutáneas y dilataciones vasculares. Conseguirás una piel más homogénea, luminosa y con mayor tersura. Los resultados son inmediatos y progresivos, y permite una incorporación a su vida social y laboral inmediata. Se completa con un tratamiento de rehidratación cutánea con ácido hialurónico y vitaminas.

A PARTIR DE LOS 50 AÑOS

El envejecimiento cronológico de la piel se manifiesta con arrugas ya marcadas en reposo, con una piel más apagada y alteraciones pigmentarias. Ester Herranz, CEO de centros Nuevo Concepto Estética Avanzada, recomienda un tratamiento de rejuvenecimiento facial con láser fraccionado como tratamiento integral. El procedimiento consiste en realizar micropuntos de impacto perfectamente diseñados y homogéneos entre los que queda una superficie constante de piel no dañada, que servirá para una rápida regeneración. Al mismo tiempo, al penetrar profundamente en la dermis, produce un calentamiento dérmico que favorece la remodelación de colágeno. Este método “fraccional” hace que la piel se ponga en marcha rápidamente desde las zonas sanas con un proceso de curación natural creando un tejido sano sin imperfecciones.

Independientemente de los tratamientos faciales es necesario proteger la piel de los efectos nocivos del sol con protectores solares. Se aconseja utilizar un factor de protección alto sobre todo en la cara, el más recomendado sería un factor de protección 50+, que es la máxima protección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *