Pinterest RSS Feed Twitter
28 abril 2020 by Maialen No Comments »

¿Cómo afrontar la cuarentena con niños?

Aunque ya pueden salir a la calle, las limitaciones son muchas y, además, llevan demasiado tiempo sin ver a sus amigos… Por eso, para ayudar a los padres a sobrellevar esta época con los peques de la mejor forma, Nutribén ofrece estos consejos. El tiempo en casa ha dado paso al estrés de la vida diaria, la conciliación y el homeschooling, así que nuestro gran aliado en estos momentos es la rutina y la comunicación.

Tips para afrontar la cuarentena con niños

1) No estimular el miedo

Debemos vigilar nuestras conversaciones con otros adultos porque los peques nos escuchan y perciben nuestro miedo. Es necesario protegerles y evitar que consuman información que pueda ocasionarles malestar y preocupación. Hay que tener en cuenta que la información en las redes sociales suele ser superficial, incompleta o errónea, por lo que es clave evitar que naveguen solos por internet buscando información no adecuada sobre el Covid 19.

2) Establecer un horario y unas rutinas

El horario es aconsejable organizarlo con los peques para que ellos participen y puedan tomar algunas decisiones. La organización se puede ir realizando día a día, para variar las actividades y en función de los acontecimientos que vayan surgiendo. Podemos empezar el día así:

– Levantarse
– Desayunar
– Asearse
– Vestirse
– Asamblea (reunión familiar para decidir las actividades diarias: poner la mesa, tiempo de estudio, tiempo de cantar y bailar, juegos familiares, etc.)

3) No sobrecargar con deberes

Es de agradecer todos los medios online disponibles para que los niños puedan continuar su formación y seguir aprendiendo conocimientos. No por disponer de más tiempo debemos cargarles de trabajo escolar. Tan importante es el estudio como asimilar la situación actual que vivimos. Las tareas escolares no deben convertirse en un factor más de presión psicológica para ellos, porque ya “tienen bastante” con adaptarse a esta nueva vida que les toca vivir.

Es importante, además, contribuir a que mantengan contacto con sus compañeros de clase para que puedan compartir impresiones con alguien de su edad.

4) La tecnología como aliado

Partiendo de la base de que las pantallas no son la mejor opción, hay que ser realistas y entender que la situación actual requiere de un uso responsable de las mismas. Vivimos una época transitoria y pasajera en la que la tecnología puede ser un gran aliado. Aunque siempre es aconsejable pactar con ellos los contenidos que quieren ver, así como comunicarles a qué hora termina la televisión/tablet.

Además, gracias a las videollamadas los pequeños pueden llamar a sus familiares, amigos y así puedan estar en contacto también con sus profesores y compañeros de clase. Así mismo, en Instagram se encuentran perfiles de cuentacuentos para los más pequeños que emiten todos los días de forma altruista, a la misma hora. Esto les mantiene entretenidos y son una alternativa didáctica a los dibujos y contenidos más comunes en TV.

Es recomendable disponer de un reloj visible y anticiparles: “Cuando la aguja pequeña llegue aquí… cuando el reloj marque las….”

5) Higiene como juego o súper poder

Tan importante es quedarse en casa como cuidar la higiene. Por eso es interesante plantearles ciertas rutinas como algo divertido para que no pierdan el interés:

– Lavarse manos – Hacerlo siempre mientras cantamos una canción inventada.

– Gel hidroalcohólico – La kryptonita del coronavirus, nuestra súper arma.

– No tocarse la cara – El que primero se toque, perderá un punto.

6) Alimentación

En situaciones como la actual, en las que las autoridades sanitarias recomiendan salir lo mínimo de casa, la alimentación infantil puede ser un quebradero de cabeza para los progenitores, el disponer de ingredientes frescos y en la cantidad adecuada para poder solventar las necesidades nutricionales adecuadas puede ser complicado, por ello la  alternativa más adecuada para los peques de la casa es continuar con una alimentación equilibrada, variada, con alimentos de primera calidad, sin sal, ni azúcares añadidos, solo azúcares naturalmente presentes.

 

Leave a Reply