Pinterest RSS Feed Twitter
24 junio 2019 by Maialen No Comments »

10 consejos para combatir el calor nocturno

En pleno mes de agosto, las altas temperaturas del verano impiden conciliar el sueño. ¿Eres de las que das vueltas en la cama sin poder dormir por el calor? Tranquila, no estás sola. El calor de las noches de verano afecta al 25% de la población española. Tras una “mala noche”, a la mañana siguiente nos levantamos con cansancio y sueño, lo que afecta a nuestro rendimiento y a la concentración. Desde Olea y Olé os damos 10 prácticos consejos para combatir el calor de las noches veraniegas.
1. Ventila la habitación por la mañana y baja las persianas en las horas de sol. Es importante mantener la habitación lo más fresca posible.
2. Disfruta de una siesta en las horas más calurosas del día, siempre y cuando no supere los 20-30 minutos.
3. Bebe entre dos y cuatro litros de agua durante el día pero no de golpe. Así evitarás eliminar el agua inmediatamente y mantendrás el cuerpo hidratado para la noche. También es recomendable beber zumos de frutas o té fríos.
4. Cena ligera a base de frutas y verduras, evitando las carnes rojas y las grasas saturadas. Además, es aconsejable cenar mucho antes de ir a la cama para no ir a dormir con el estómago lleno.
5. Ducha tibia antes de dormir que no baje de los 18 grados y que no dure más de 10 minutos para evitar calambres.
6. Ventilador + hielo Un plato de hielo cercano a un ventilador hace las veces de aire acondicionado casero y sus efectos duran unos 45 minutos, suficiente para que logremos conciliar el sueño. Eso sí, si se tiene pelo largo, cuidado con el ventilador puede ser peligroso. El cabello puede enredarse, así que no ponerlo muy cerca
7. Duerme con pijama de algodón ya que es un material que transpira. Errónea es la creencia que lo mejor es dormir sin ropa porque no se evapora la humedad entre el cuerpo y la superficie sobre la que se descansa, esto provoca una mayor sensación de calor durante la noche.
8. Acuéstate con unos calcetines mojados en los pies, bajan la temperatura corporal inmediatamente.
9. Duerme de lado, es la postura donde menos parte del cuerpo roza con las sábanas y se mantiene una mayor sensación de frescor.
10. Si no soportas el calor en plena noche… Levántate y mójate la nuca, las muñecas y las axilas.

En pleno mes de agosto, las altas temperaturas del verano impiden conciliar el sueño. ¿Eres de las que das vueltas en la cama sin poder dormir por el calor? Tranquila, no estás sola. El calor de las noches de verano afecta al 25% de la población española. Tras una “mala noche”, a la mañana siguiente nos levantamos con cansancio y sueño, lo que afecta a nuestro rendimiento y a la concentración. Desde Olea y Olé os damos 10 prácticos consejos para combatir el calor de las noches veraniegas.

1. Ventila la habitación por la mañana y baja las persianas en las horas de sol. Es importante mantener la habitación lo más fresca posible.

2. Disfruta de una siesta en las horas más calurosas del día, siempre y cuando no supere los 20-30 minutos.

3. Bebe entre dos y cuatro litros de agua durante el día pero no de golpe. Así evitarás eliminar el agua inmediatamente y mantendrás el cuerpo hidratado para la noche. También es recomendable beber zumos de frutas o té fríos.

4. Cena ligera a base de frutas y verduras, evitando las carnes rojas y las grasas saturadas. Además, es aconsejable cenar mucho antes de ir a la cama para no ir a dormir con el estómago lleno.

5. Ducha tibia antes de dormir que no baje de los 18 grados y que no dure más de 10 minutos para evitar calambres.

6. Ventilador + hielo. Un plato de hielo cerca de un ventilador es como un aire acondicionado casero y sus efectos duran alrededor de 45 minutos, suficiente para que logremos conciliar el sueño.

7. Duerme con pijama de algodón ya que es un material que transpira. Errónea es la creencia que lo mejor es dormir sin ropa porque no se evapora la humedad entre el cuerpo y la superficie sobre la que se descansa, esto provoca una mayor sensación de calor durante la noche.

8. Acuéstate con unos calcetines mojados en los pies, bajan la temperatura corporal inmediatamente.

9. Duerme de lado, es la postura donde menos parte del cuerpo roza con las sábanas y se mantiene una mayor sensación de frescor.

10. Si no soportas el calor en plena noche… Levántate y mójate la nuca, las muñecas y las axilas.

 

Leave a Reply